RSS

El Loco: no demasiado estable en temas amorosos, es demasiado original, le encantan las aventuras pasajeras
Libido: sobre todo que haya originalidad y fantasía
El Mago: Seductor, impulsivo, se expresa de forma representativa, hace las cosas con mucho entusiasmo, no se le puede enjaular, huiría
Libido: sexualidad dinámica, El Mago dirige el acto
La Sacerdotisa: muy discreta en el amor, es muy tímida
Libido: lo que busca en el sexo es ternura
La Emperatriz: Es una coqueta, una seductora, necesita ser el centro de atención, tiene una gracia especial
Libido: agitada, pero cerebral
El Emperador: Le gusta seducir en plan paternalista
Libido: rutinario, le falta imaginación
El Papa: busca sobre todo la estabilidad en la relación, es fiel, cerebral, colaborador
Libido: un poco limitado, muy de tanto en tanto
El Enamorado: Indeciso en lo sentimental, un poco inestable, siempre le toca a él elegir
Libido: Es el que provoca la situación
El Carro: muy apasionado, demostrándolo a cada momento, juega fuerte, lo quiere todo o nada
Libido: Es una maquina
La Justicia: busca equilibrio en la pareja, es fiel y sincera, DEMASIADO sincera, le falta un pelin de diplomacia, debería aprender a usar las mascaras de El Carro
Libido: elegancia en el acto, preparación, adornos, protocolo, etc.
El Ermitaño: Ama con mucha reserva, casi no se le nota, hay algo que no le permite expresar sentimientos
Libido: no es apasionado, muy mecánico
La Rueda de la Fortuna: una mezcla de fantasía y curiosidad, muy aventurera, si falta ritmo se acabara la relación
Libido: rápida, muy dinámica, y si es en un lugar fuera de lo normal, mejor
La Fuerza: Se nota su presencia, es tremendamente perseverante, te puede llegar a conquistar por su insistencia
Libido: dominante pero irresistible
El Colgado: Es de las que no les gusta expresar demasiado sus sentimientos, pero viven mucho anclados en el pasado añorando lo que pudo ser y ahí se quedó.
Libido: Se siente presa, medio obligado, aunque se puede ir al otro extremo y hacer una obra de arte del acto sexual, recordemos que entre sus cabellos, como escondidos están La Luna y El Sol.
El Arcano sin Nombre: Este es el que siempre ha sido independiente, vive la vida y odia la palabra compromiso, se desinteresa por cualquier tipo de relación seria
Libido: es de los muy morbosos, extremadamente fantasioso
La Templanza: Quizá la mas romántica de las cartas, muy discreta y dulce, es una delicia de persona, y así la percibe su pareja
Libido: muy tranquila, disfruta entregándose
El Diablo: apasionado y posesivo, muy celoso, especialista en números de celos
Libido: cede la iniciativa la mitad de las veces, pero es un volcán
La Torre: agresivo, muchas broncas, lleno de orgullo
Libido: muy apasionado las primeras veces, después tormentoso
La Estrella: es cariñosa, fiel hasta en los pensamientos, romántica en extremos, sabe ser diplomática
Libido: la ternura será lo primero, y lo segundo el buen hacer
La Luna: inestable pero arrebatadora, apariencia misteriosa y vulnerable, la amaras con locura y te hará sufrir
Libido: muy sexual, pero nunca sabrás si en ese momento esta contigo o esta fingiendo, su  mente puede estar en otro lugar, si finge lo hace genial
El Sol: Le gusta que le quieran y que se lo demuestren, es muy generoso a todos los niveles, pero tiene que verse correspondido
Libido: apasionado y generoso
El Juicio: inestable, es como si por dentro hubiesen dos personitas diferentes, quizá un poco demasiado fantasiosa
Libido: espontánea y fantasiosa le costara mucho ser fiel
El Mundo: necesita gustar a todo el mundo, ya nació así, su imagen siempre será lo primero
Libido: armonía y sin tabús.

¿Estás de acuerdo? ¿Cambiarías algo?

Patricio

 

Deja un comentario