RSS

Este es un arcano de los que mas han ido cambiando desde mi punto de vista, no se parece en nada la visión que tengo del mismo con el transcurso del tiempo, no es de los que suelen caer mejor, es mas, es de los que no suelen gustar, sale recto y puedes pensar, ¡malo!, pero si sale invertido, peor, ¿Qué pasa?, ¿es acaso la única carta del tarot que no tiene visión positiva?, veamos unos detalles de la carta.

Por mucho tiempo pensé que no era una carta sexual, hasta que un día reparé en la terminación de la cuerda que le sujeta el pie, ahí están los símbolos masculino y femenino.

Un personaje que aparece boca abajo, ¿será porque boca arriba ya lo ha probado muchas veces y las cosas siguen estando igual?, a lo mejor es para ver la cuestión desde otra posición, desde otro prisma, pues de la misma forma de siempre acaba llegando a las mismas conclusiones, en este caso no está colgado porque está encallado, si no al contrario, para desencallarse, es de suma importancia recordar que en el tarot de Marsella lo que predomina son las apariencias.

Si le pregunto a la carta por mi economía, a ver por que me cuesta tanto llegar a fin de mes, la respuesta la encuentro en los bolsillos, uno para arriba y otro para abajo, por aquí me entra y por allí se me escapa, me sale, parece que se me caiga el dinero por ese bolsillo, igual en otro sentido estoy siempre colgado de dinero por ese motivo.

¿Y las manos que tiene en la espalda?, ¿las tiene quietas o está tramando?, si tenemos en cuenta que tanto La Luna como El Sol son dos cartas de gran actividad mental vista desde dos puntos de vista distintos, y nos fijamos en sus cabellos vemos en color amarillo, pequeños una luna y un sol, ¿esta luna y este sol donde están?, en la cabeza, donde se piensa, para mi sin duda, está tramando.

¿De que época es el tarot de Marsella?, por las ropas de los personajes lo ves, mas o menos alta edad media/renacimiento, ¿y a quien se colgaba boca abajo en aquellos tiempos para ser apaleado?, a los cobardes en batalla y a los morosos, pues perfectamente nos podría estar hablando esta carta de cualquiera de estas dos cuestiones, tanto de cobardía en nosotros mismos o en otros, como uniendo las ideas bolsillos descompensados con morosidad, en ese caso entiendo perfectamente por que voy mal, si me pagasen lo que me deben seguramente iría mucho mejor, sin olvidar la idea de tener cuidado si nos piden algo pues corremos el riesgo de perder ese algo.

¿Se acaba aquí la lectura de la carta?, ¡de ninguna manera!, solo ha sido arañar un poco la superficie, darle otro punto de vista diferente al tradicional, teorizando menos, olvidándome en este caso de la palabra arquetipo, y viendo y fijándonos mas en el personaje y aplicándolo a lo que sería el tarot de la puta realidad.

Patricio

Deja un comentario