RSS

Esto de la magia es algo muy curioso, no hay estudios reglados, hay varios tipo de enfoques, de alguna manera es como hacer paella, cada uno la hace a su manera, cada uno tiene su “punto”, hay unos que intentan imponer su criterio, otros que pasan de imposiciones y van a su bola, a los que marcan imposiciones no les iría mal estudiar unas cosas que se llaman historia de la magia y etimología de las palabras antes de dar lecciones a los demás, porque a veces las cagadas que meten, son de consideración, a los que van a su bola, el instinto ya les va marcando unas pautas, porque tienen claro un concepto, la magia no es nada rígido, sino es “de alguna manera”.

El origen de la palabra altar es simplemente un lugar alto o elevado, (elevado de donde?, del suelo, claro), reservado para hacer sacrificios, ofrendas o libaciones, pudiendo ser un simple piedra, entonces, cuando era así, se utilizaba la palabra “ara”, aunque esta forma básica se transformó totalmente haciendo de ella un concepto parecido a pequeño santuario, el ejemplo mas claro sería  el “Ara Pacis”, de la roma imperial.

En las catacumbas romanas se encontraron al menos cuatro tipos diferentes de altares: los portátiles o móviles en forma de mesa, como las que tenemos en casa con ruedas pero mas grandes, Los fijos, que era una losa apoyada, los incrustados en la pared y los especiales que en su interior estaban los restos de alguien prominente dentro de su creencia.

También el concepto cambiará dependiendo del lugar geográfico, no tienen el mismo concepto de altar, un oriental, un africano o un europeo.

Después de este rollo introductorio, pero necesario, ¿Qué es hoy en día un altar?, bajo mi concepto, claro, dos cosas posibles:

Un lugar fijo en el que tienes una serie de objetos colocados a tu manera que para ti tienen un sentido, ¿Qué no se parece en nada al del vecino?, normal, como todo en la vida. ¿Y que es la magia si no la vida vista desde otra perspectiva?

Un lugar variable en el que organizas un ritual, por ejemplo la mesa del comedor, es el mas normal, pues a su alrededor se sientan los participantes, y hacerlo allí como tienes por costumbre, en mi caso, colocando un pentáculo, trazando un círculo a su alrededor por ejemplo con sal, aunque puede variar, introducir lo que considere oportuno y andando.

Ante todo libertad, mi madre tiene una virgen del Carmen la cual tiene velas a todas horas, y Mayma, un tapete con una vela, y no necesita mas, su cuarto en si ya es un gran altar, todo depende de conceptos.

La magia no es una ciencia, es un arte, como el tarot, como la quiromancia, y cada artista es diferente, en el cual prima la libertad, o por lo menos así debería ser.

Patricio

 

Deja un comentario