RSS

Ya se acaba el año, empieza uno nuevo, las peticiones, los deseos, los propósitos, eso que he hecho muchas veces y queda en nada, ¡cada año pidiendo las mismas tontadas!, por ejemplo, voy a dejar de fumar, cuando no tengo ninguna intención real de hacerlo, voy a dejar de beber Coca cola, imposible, me gusta demasiado,¡que me quiera Mari Pili! cuando siempre ha pasado de mi olímpicamente y lo que realmente tengo que pedir, eso no lo pido, pero este año si lo voy a pedir.

Voy a pedir al Arcano sin nombre que actúe sobre mí, como lo que es, un talismán, que ejerza su influencia y me de valor para cortar, sin piedad, sin miramientos, lo que sea y a quien sea, que me haga infeliz, porque este juego que es la vida tiene una finalidad: ser feliz, o por lo menos algo que se le parezca

¡ Feliz! Una palabra un tanto abstracta, preguntas y cada uno dice una cosa, si te vas al griego antiguo la cosa se pone interesante, la palabra se femeniza, tiene entre otras, dos raíces, (thelus) = hembra y (thelazo) = amamantar, ¿y cuando fui mas feliz que en ese momento? No tenia ni vergüenzas, ni complejos, ni miedo, ni rencor, ni envidia, ni malos rollos, ahí, en ese momento, habían dos felices, mi madre y yo.

Voy a ver la carta, lo que hay no es un esqueleto, es un ser vivo, en movimiento, transformándose, imagino por un momento que cuanto mas corta mas se transforma, ¿y que está cortando? Cabezas con coronas, manos y pies.

Manos y pies, ¿a que me recuerda eso? ¡No vayas, no toques, cuidado, cuidado!, y con tanto cuidado de no ir y de no tocar, me moriré de viejo sin haber experimentado nada ¡zas!. Un corte y a la basura tanta tontería, debo hacer mas lo que me salga a mi de las narices y no lo que el resto del planeta piense que tengo que hacer, y si no les gusta, que no miren.

¿Y a esas cabezas con corona? ¿quién son?, ¿quién les ha puesto la corona? ¿la traían puesta? ¿se la he puesto yo y ahora no se la puedo quitar? ¿la corona es real, o solo la veo yo?¿Por qué no se la puedo quitar?, muchas preguntas, pero en el fondo ¿qué mas da? ¿Qué me dice la carta? ¡¡¡cortar!!!, y hasta que no corte lo que debo o con quien debo no brotará la hierba, la nueva vida, porque siempre iré arrastrando algo o alguien que no debo.

La naturaleza ya me lo enseña, pero muchas veces o no lo veo o no lo quiero ver, tengo que podar, si no lo hago, no es que se quedará la cosa igual, las cosas nunca quedan igual, o mejoran o empeoran, porque aquello o aquel que me pesan tanto, cada vez me pesarán mas.

¿Cuál es el primer principio de la magia? La fuerza del deseo, no es la fuerza de los deseos, ¡del deseo!,o sea que me voy a centrar en uno con todas mis fuerzas, ¿Qué no tengo ganas o no me apetece? Bueno, pues pediré ayuda, me subiré al Carro, me pondré una de sus máscaras, que para eso están, elegiré la necesaria para ese momento, cogeré la guadaña y cortaré.

Ese es mi deseo para este año que entra, o corto unas cosas y a unas personas, o no podré poner otras  nuevas, y habrá sido como siempre, deseos en vano

Patricio

2 thoughts on “DESEOS EN VANO

Deja un comentario