RSS

 

El desenamoramiento es como el enamoramiento, un proceso, así como estar enamorado es una verdadera maravilla, lo contrario suele ser un poco traumático, tantas ilusiones, tantas esperanzas,

Las razones son muy variadas aunque parten de dos putos generales, o bien no te sientes correspondid@ o bien te sientes maltratad@, poco a poco aparecen las nubes del desencanto, la cosa empieza a cambiar, lo que antes te gustaba de la otra persona te empieza a fastidiar un poco, hueles el desinterés y eso te resta motivación, un poquito cada día.

A veces nos separamos y volvemos esperando encontrar a la persona que conocimos en el pasado, aunque la mayoría de las veces aquello ya no puede ser, han pasado cosas que nos han marcado, queremos revivir los buenos momentos pero estos están condicionados, la mayoría de las veces suele ser un fracaso, como dice el refrán: segundas partes nunca fueron buenas.

¿Sabes que hacer en estos casos?, lo primero es acordarse de la abuela de uno cuando nos decía: sonríe, en esta vida todo tiene solución, el tiempo lo cura todo, científicamente, cuando una persona se enamora se activa un área del cerebro conocida como núcleo accumbens asociada con la recompensa y consecuentemente  con el placer, o hasta el vicio, curiosamente es la misma zona que se activa cuando un alcohólico sabe que va a beber.

Desde la lejanía de la separación lo que nos mata suelen ser tanto lo recuerdos como los pensamientos, a veces nos autoculpabilizamos sin motivo, pues no es algo que dependa solo de nosotros si no a dúo, dejar de pensar en algo es muy difícil, pero no imposible.

Intentar mantenerse ocupado son otras cosas, lo que sea, estudiando, paseando, jugando o cualquier cosa que te evite amargarte con recuerdos, y menos publicar indirectas en las redes sociales, aparte que está muy feo te desvaloriza a ti mism@ y solo produce amargura.

Tenemos un don, aunque no nos lo parezca en el primer momento, la capacidad de olvidar, recuerdo la película “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” en la que los personajes pasan por un proceso muy loco para eliminar todos los recuerdos sobre la otra persona, como si en nuestra cabeza hubiese un botón mágico que una vez apretado elimina el recuerdo y de paso el sufrimiento.

¿Y cuando te pasa todo esto que es lo que necesitas?, una nueva ilusión.

Patricio

 

 

 

 

 

Deja un comentario