RSS

Ring..ring…., ¿Rufina?, soy Angelita, era para confirmar lo de esta tarde.

¿Angelita?, no, cariño mío, no podrá ser, se ha muerto mi abuela, si, de verdad, esta vez si, en serio, te lo juro por Patricio, mi gato, ahora sí me crees ¿verdad?.

Pues no se, a mi me parece un poco raro, porque tenía 98 años, pero estaba fenomenal, guapísima, ¿Cómo que guapísima no?, ¡oye!, que era mi abuela ¡eh!, respeto.

Es el primer fallecimiento que tengo en la familia, ¿Cómo?, ¿y mi suegra y mi cuñada que?, bueno, esas no eran tan importantes, y familia, pues ¿qué quieres que te diga?, eso hay que sentirlo ¿que lloré mucho en la iglesia?, claro, porque estaba mi Agapito, y primero fue su madre y después su hermana, ¿y que querías que hiciera?, ¿que me fuera al bar a celebrarlo?, eso ya lo hice al día siguiente, porque las dos eran unas brujas, pero de las malas.

¿El Agapito?, bien, muy bien, como siempre, y el nombre le corresponde a medias, porque Aga en los crucigramas es alguien encantador y servicial, y este encantador y servicial es, pero el pito nada, pero nada de nada.

¿Qué si lo he dejado?, ¿Qué dices loca?, yo a mi Agapito lo quiero mucho, que me cuida muy bien, cocina, lava, plancha, lo suyo y lo mío, me trae el desayuno a la cama, me escribe poemas, me ensalza en todo, no le funcionará la cama, pero el resto es como un iluminado, como si leyese tus pensamientos a ver que deseas, cuando y como.

¿Cómo dices? ¡ah!, en eso no tengo problema, ¿sabes mi vecina?, si, la de los animales, ¿sabes que tiene un hijo?, si, si, el de las gafas, el tímido, ¡me escribió una poesía!, si, a mi,  ya se que podría ser mi hijo, pero mira, la cosa fue como una avalancha, paradito al principio, pero lo espabilé rápido, ahora, en la intimidad, parece un tigre de Bengala, me arranca la ropa, me empotra contra la pared y me devora sin compasión, entonces coge y, ¡ah!, ¡Si! lo de mi abuela, si, que pena si, ya tengo ganas de que pase el entierro para que mi niño me consuele cuando el Agapito duerme la siesta, ¿Qué  si me da tiempo?, duerme todas las tardes sin falta de 14.30 a 16,30, si, si, muy metódico, un cielo mi Agapito, pena del pito, pero lo demás muy bien.

Si, si, la semana que viene quedamos sin falta, si  me ves reír y llorar a la vez no te asustes, estos días tengo la cabeza que es un desbarajuste.

Tráete algo para merendar, anda, guapa, que estoy muy triste, pero de forma incomprensible, hambrienta también.

Patricio

 

Deja un comentario