RSS

Hay veces que piensas que dentro de lo que es el mundo esotérico no tienes ni puta idea, no sabes muy bien ni como definirte ni lo que pensar, se dicen tantas cosas, sabes que la cuestión está ahí pero hay como un velo que no te deja alcanzar a ver, y opiniones ajenas a veces te traen mas oscuridad que claridad, entonces, de repente aparece un curso que te puede interesar.

El título suena bien, solo dura dos o tres días y puedes aprender algo de eso que tanto ansías, llega el día del estreno, te has sentado y estás expectante a ver que pasa, papel y bolígrafo a punto.

Si la cosa tiene cierto caché una persona hace una introducción al personaje que va a aparecer, si es mas cutre se presenta él solo, la gente aplaude y tu no vas a ser menos, no puedes dar “el cante” de entrada.

Nos dicen que no estamos bien porque vibramos en frecuencias incorrectas, la gente aplaude, de momento lo de frecuencias te suena a algo de la radio y lo de vibrar a aparato erótico para autosatisfacerse cuando fallan otras cuestiones, pero no, eso no debe ser, con lo cual sigues a ver si al cabo del rato empiezas a atar cabos y puedes entender algo.

La cosa empieza a tomar un cariz mucho mejor, lo que me pasa resulta que no es por gilipollas, ni por meter la pata, ni `por precipitarme, ni por no pensar antes de actuar, no, es algo relacionado con el karma, lo cual me tranquiliza, si estaba predestinado mi responsabilidad disminuye considerablemente, eso está bien.

Al rato te das cuenta de otra cosa, mas vale no contradecir en nada, si no te mirarán todos como si te hubiese parido la ignorancia, ¿Cómo te atreves a cuestionar al maestro?, el cual, te mira como a un inferior, con cara paternalista, y a ti te entra una mala leche de repente, te cambia el chip y ya no vamos bien.

Te preguntas ¿y quien coño es este gilipollas que no tiene ni pajolera idea de nada?, sabe menos que yo, que ya es decir,  míralos, aborregados, como si tuviese la fórmula para todos, en el descanso los escuchas, fenomenal, no veas si sabe, la gente rodea al maestro, todos quieren estar cerca, menos tú, que tienes 150 euros menos en el bolsillo y te planteas si no hubiese sido mejor invertirlos en una fiesta que aguantar esta majadería.

Los humanos somos especialistas en repetir errores, ¿has hecho algún curso de mierda?, yo tres, y las tres veces me han soplado el dinero a cambio de humo, no te preocupes, tonterías hacemos todos.

Patricio

 

 

 

Deja un comentario