RSS

 

Es curiosa la diferencia que hay a veces entre lo que decimos y lo que pensamos de verdad dentro de nosotros mismos, por una parte hablamos de tolerancia, pero ¿tolerancia para quien?, para nosotros, claro, cuando se trata de otros a veces nuestra tolerancia baja un poquito.

Resulta que para ser alguien en esto de a magia tienes que creer en el karma, en la reencarnación, en la cábala esotérica y no se cuantas cosas mas, parece que cada día es un poco mas complicado, si no, no eres nadie.

Prefiero no ser nadie y creer lo que me de la real gana, no, no creo en el karma, si creo en una reacción que provoca una acción, lo que comporta unas consecuencias, ¿y que?, ¿soy por eso un apestado?, ¡ah!, que el 90% del mundo esotérico si que cree, ¿y por eso tienen razón?, si hay algo que nos enseña la historia es que las mayorías se equivocan demasiadas veces, además, ya que defiendes el karma defiende también el concepto oriental de que la desconfianza es una norma básica para la vida, porque es de la misma raíz, ¿Por qué no se habla de esto también?, ah, porque todos tenemos que ser muy blanquitos, pues mira, mi color debe ser el gris tirando a oscurillo.

¿Y en la reencarnación?, pues no lo acabo de tener del todo claro, pero tampoco me preocupa demasiado, bastante tengo con esta vida para preocuparme de otras posibles, tampoco ha venido nadie del otro barrio para decirme esto es así o de otra manera, porque teorías en el fondo hay tres, de alguna manera cielo/infierno, de alguna manera reencarnación, y por fin la última, la nada, aquí se acabó el carbón, ¿y me tengo que definir por una?, ¿y si no me da la gana?, si, ya se, me quedaré en la segunda división de magos, brujos y otras hierbas, ¿y que?.

¿Y la cábala esotérica?, ese invento que de cábala no tiene nada, será lo que quieras, pero cábala no, desde luego, porque para estudiar cábala, o dominas el hebreo y conoces la Torah al dedillo o mejor dedícate a otra cosa, porque lo que te van a enseñar es otra cosa diferente que no tiene que ver, te dirán que el tetragrámaton es una estrella, un pentáculo, o lo que quieran, porque como no saben lo que es en realidad, pues hacen su mezcla pertinente, te dicen: esto es así, lo tradicional, ¿lo tradicional?, ¡ay la ostia!, ¡me crujo de risa!, detrás de eso esconden su desconocimiento, eso multiplicado por 1000 del 90% de lo que enseñan, aplicado a todos sus apartados, cogen un poco de hinduismo, orientalismos varios, lo que han oído por ahí, un poquito de humanismo, un poquito de azúcar de cosecha propia, batir bien, un poquito de nata, y ya tienes credo, ahora solo falta hacer adeptos.

¡Ah!, claro, estoy en un error, porque los demás están seguros, y son muchos que piensan diferente, demasiados, la gran mayoría, ¿seguros?, ¿seguros, segurísimos?, porque hace 1500 años estaban seguros segurísimo que la tierra era el centro del universo, y hace 500 años estaban seguros segurísimos que la tierra era plana.

Como la historia de David y Goliat, que estábamos seguros segurísimos que lo había matado con una piedra, y resulta que fue con una espada.

A lo mejor es que todavía no me ha salido la carta El Juicio en mi vida para que me de cuenta de vete a saber que cosa, pero es lo mismo, estar en segunda división también tiene su punto, vas mas relajado, piensas como te brota, y escribes lo que te da la gana, lo que piensas en ese momento, aunque al día siguiente lo veas a la inversa, o sea, lo de siempre, a tu bola.

Patricio

 

Deja un comentario