RSS

Así hay que afrontar la vida, con valentía, desparpajo, transformando en comedias las tragedias, porque simplemente son estados mentales o forma de ver una cuestión en un momento dado.

¡Cuanta importancia tenia aquello que me pasó hace dos años!, ¿el que?, casi ya no me acuerdo, o sea que estuve sufriendo como un animal por algo que ahora mismo no tiene ninguna importancia, al respecto no siento ni frío ni calor, entonces llegas a la conclusión de que todo es relativo y temporal.

Así somos los humanos, capaces de actos de gran valentía acompañados de otros de gran cobardía, somos capaces de escalar dos montañas seguidas para después ahogarnos en un vaso de agua, sería el concepto; el hombre en su grandeza y su miseria, dos polos opuestos en una misma persona.

¿Qué nos dice la experiencia de cuando hemos afrontado algo con valentía?, echándole todos los arrestos, tenemos muchas mas posibilidades de salir triunfantes, nuestra autoestima se eleva porque vemos de lo que hemos sido capaces, totalmente al contrario si tenemos una actitud cobarde.

¿Qué si me he escondido algunas veces?, claro, cuando he estado temeroso, ¿y que?, pueden ser momentos puntuales, los animales mas fieros de la selva, cuando tienen miedo salen corriendo de alli sin pensar, ¿y los otros que pensarán?, ¿que soy un cagón?, les importa un pito, corren hasta que se sienten a salvo, es el primer instinto, la supervivencia, la parte reptiliana de nuestro cerebro.

Pero el tarot te dice otra cosa, que hay que enfrentarse al problema, con el arcano La Fuerza, una dama que le abre la boca a un león, es curioso que no la ves colorada como un tomate del esfuerzo, no, lo está haciendo delicadamente, con la fuerza necesaria, dominando al animal mas con su fuerza interior que con la fuerza bruta, si le miras la cara verás que no tiene cara de miedo, simplemente es lo que tiene que hacer para avanzar, porque si no, inevitablemente retrocederá, si fuese solo una casilla a lo mejor valdría la pena, pero nunca sabes hasta donde eres capaz de retroceder, a veces hasta El Loco invertido, o sea, la depresión.

Es como si la dama de la Fuerza te estuviese mostrando como hay que agarrar al león, al tarot, a la vida,  con dos cojones.

Patricio

 

Deja un comentario