RSS

Amuletos y talismanes son objetos con carga energética, para conseguir el fin que en ellos se representa
La diferencia que hay entre amuleto y talismán, es que el amuleto es algo de la naturaleza, básicamente para proteger, la mano del hombre no tiene nada que ver con él, su magia es natural, elemental, es imposible por lo tanto fabricar un amuleto, la raíz de la palabra viene del latín “amuletum”: un objeto que protege y Marco Terencio Varrón (116 – 27 ac) explica que amuleto viene del verbo amoliri, ahuyentar, eliminar.

Hay que adoptar uno, por ejemplo, una piedra con agujero, es uno de los amuletos favoritos de los brujos, por su simbolismo en el tema fecundidad por su forma de vagina, cuando se coge un amuleto y se trabaja, como por ejemplo una piedra tallada, con incrustaciones de algún tipo entonces se convierte en un amuleto/talismán, empleado tanto para proteger como para conseguir
El talismán, es hecho por la mano del hombre, su propósito es conseguir o ayudar a conseguir, cada cultura tiene los suyos, no es lo mismo un talismán maya que uno vietnamita, cada conocedor del tema hace los suyos, hay de muchas formas, en forma de joya, en forma de figura geométrica hecha en pergamino, o en piel, en forma de bolsito, la lista es larga.

Las cartas del tarot son talismanes en si mismas, cada una tiene uno o varios rituales, no solo son las figuras que se ven a simple vista, sino también las formas geométricas como están realizadas estas figuras, la simbología que hay escondida dentro del propio símbolo, muchas veces son esas sensaciones que notas que aparentemente no tienen nada que ver con la carta, las figuras geométricas tienen energía propia.

El diccionario etimológico define la palabra talismán como uno de los términos árabes derivados del griego, fíjate que curioso, la raiz del griego es telesma = rito religioso y el derivado al árabe es Tilasm = consagrarse, ambas palabras desembocan en la misma conclusión, un talismán hay que ritualizarlo

Patricio

Nota bibliográfica: Bibliografía Diccionario etimológico

 

Deja un comentario