RSS

 

El amor, esa palabra, tan buscada, tan anhelada, esa sensación irrepetible, una cosa son amores o amorcitos y otra el amor con mayúsculas, ese que solo encuentras una vez en la vida, de la forma mas inesperada, mas sorprendente.

Aparece y descubres sensaciones nuevas, todo lo que habías vivido antes se convierte en sucedáneos, y lo que vivas después también lo será, no hay nada comparable a aquello, es único e irrepetible, en ese momento te das cuenta de la importancia de la palabra amor, cuando te libra del peso y del dolor de la vida.

¿Y cuando tu amor está en la lejanía?, duro camino y dura espera, los encuentros parecen segundos y las separaciones años, el dolor de la añoranza, el deseo de ver su sonrisa, de oler sus cabellos, de oír su voz, de sentir su mirada.

¿Cuántas noches sin dormir pensando?, ¿Cuántas veces pensando en enviarlo todo a la puta mierda?, pues con ese dolor es complicado vivir, intentas, reintentas, pero no puedes, buscas y no encuentras, ¿Por qué?, por que tu corazón pertenece a alguien, y ya puedes luchar lo que quieras, ya puedes experimentar lo que te de la gana, verás a tu amor y de repente todo el resto del mundo desaparecerá, porque en este caso el dolor es vivir alejado del ser amado.

Recuerdo la película El Mago de Oz, cuando el hombre de hojalata dice: ahora se que tengo un corazón, porque sufro.

Para mi amor

Patricio

 

 

 

 

 

Deja un comentario