RSS

A veces un comentario dicho por otro te abre un mundo y otras veces es por un comentario tuyo propio, yo le alababa el plato a alguien, pues lo de cuchara es toda una tentación

Recuerdo a una ex pareja con la cual hacíamos competición de tapas, con lo único que teníamos algún problema era con la elección del jurado porque lo de perder no se me da demasiado bien, o soy muy bueno en la cuestión o no hago apuestas.

Si comparas ves que la cocina tiene muchas semejanzas con la alquimia, el fuego, los utensilios, tengamos en cuenta algo, los materiales tenían también un simbolismo místico, ¿acaso no pasa lo mismo con la cocina?, ¿acaso no se nota cuando está hecho con una especie que marca la diferencia? Esa especie, ese toque se llama amor, algo que se te mete en el subconsciente y te dura toda la vida, nada sabe como lo de mamá, ¿Por qué?, ¿era acaso la mejor cocinera del mundo?, para ti si, claro, ¿Por qué?, por el ingrediente secreto, el amor.

Creo que en el arte de la seducción el dominio de la cocina es algo importante, y no es lo mismo, cuando tiene hambre sorprenderla con un bocadillo de chorizo que con algo que te has molestado en averiguar que es lo que mas le gusta y has buscado la combinación y el color en un plato para admirar, la mirada no es la misma, por mucho que digan las damas que no, que lo importante es la intención, pero es que en la diferencia del plato ya se ve la intención, ¿o no?, sírveselo acompañado de unas rosas y te come a besos.

Hay algo que me ha enseñado Shimoda, mi amigo japonés, es como un ritual, el hombre cocina para su dama, pone en ello todo su arte, comen despacio, saboreando aquello, degustando todos sus sabores, sin apenas cruzar palabra, solo miradas, culminado con la ceremonia del te, un ritual sensual mas allá del sexo en el que los olores y la música tienen un papel importante.

Y todo eso ¿qué es?, magia, alquimia, se ha juntado todo, la seducción insinuante del varón, el dejarse mimar de la hembra, se ha creado la magia, se respira en el ambiente, cada movimiento, cada sonrisa, cada mirada roza el arte.

A veces, cuando una pareja se lleva bien, cuando hay atracción, los gustos se complementan, han encontrado el punto exacto de convivencia feliz, entonces solemos decir que en esa pareja hay química, ¿quienes fueron los inventores de esta palabra?, los árabes,  la traducción de la palabra química en árabe se traduce al-kimia, curioso eh

Patricio

 

Deja un comentario