RSS

 

Estos días hemos visto dos temas en concreto, el Tetragrammatón, el cual vimos que eran las cuatro letras del nombre de Dios en hebreo, y el tema amuletos y talismanes, viendo en el apartado talismanes, que era algo fabricado por la mano del hombre.

El tarot es una herramienta fantástica, la cual si la limitamos a una forma de leer, a interpretar con unos cuantos significados en concreto, aislando cada arcano, olvidando que es un conjunto, que hay una arquitectura interna que enlaza a los arcanos de múltiples formas, entonces aparte de limitarlo nos limitamos a nosotros mismos en cuanto a comprensión y el avance se hace mucho mas complicado.

Las cartas del tarot son en si misma talismanes, se cargan de nosotros y de las personas que consultan, cada una con su “punto”, su gracia, su secreto, o secretos, a la vista pero complicados de ver,  en este escrito me referiré al Arcano sin nombre, también llamado La Muerte, aunque no todos estemos de acuerdo con esta definición.

La simbología del tarot no se puede unir a ninguna religión en concreto, pues tiene incluidos tanto símbolos relacionados con el judaísmo, el cristianismo, simbología masónica, geometría sagrada de varios tipos de religión diferente, incluidos símbolos islámicos, esto en lo que se ve a simple vista, cuando escudriñas un poco mas en el tarot, mas cuestiones saltan a la luz, esas cositas que siempre han estado ahí pero nunca habíamos visto, entonces es cuando aparte de amarlo, el tarot empieza a maravillarte, su estructura interna revela secretos fascinantes, hoy te revela uno, y el próximo, cuando al tarot le de la gana, por lo menos es lo que parece.

Si examino cuidadosamente este arcano, veo que no es una calavera sin vida, sino un personaje muy activo, en la parte de atrás de su cabeza señalo con un círculo las cuatro consonantes del tetragrámaton, YHVH, recordemos que el hebreo se escribe de derecha a izquierda, con lo cual es totalmente correcta la transcripción HVHY, tal y como aparece.

Todos los arcanos son susceptibles de utilizar en cualquier ritual, de hecho, yo lo hago por norma, añadiéndolos como símbolos de la petición del momento, cada petición tiene tanto su motivación como su identificación con algún o algunos arcanos en concreto, así como en alguna combinación.

El tarot es muchísimo mas que una herramienta para descifrar cuatro o cuarenta posibles e inciertos futuros de lo que sea, si esto es lo que hacemos, simplemente estaremos desvirtuándolo, perdiéndonos su esencia así como perdiendo el placer de alucinar con unas cartas en apariencia seria, estirada u muchas veces con cara de cafetera, pero eso solo es para despistar, estoy convencido, era un ardid muy utilizado por los cabalistas, solo me descubrirás si sigues el camino, las pistas están delante de tus ojos.

Patricio

Deja un comentario